Las 9 Competencias que Todo Teletrabajador debe Desarrollar

El teletrabajador es un nuevo perfil profesional que ha llegado para quedarse. Aun cuando pase la pandemia y retornemos a una nueva “normalidad”, tendremos que continuar alimentando esta nueva modalidad, primero porque es sumamente eficaz y factible, segundo evita la propagación de la pandemia a mayor escala. Esto conlleva a que cada colaborador sea vea en la necesidad de replantearse la manera en la que trabaja y abrirse a aprender nuevas formas de hacer las cosas, desarrollar competencias que le permitirán adaptarse y lograr los resultados esperados en su empresa.

Principalmente, porque el nuevo escenario laboral es completamente distinto a lo habitual. El teletrabajador se verá expuesto a un sinfín de interrupciones al tener su familia en casa durante buena parte del día, así como también no cuenta con la misma comodidad de estar en la oficina con sus herramientas de trabajo.

No obstante, también hemos aprendido a sacar esa mejor faceta que teníamos oculta para mantenernos a flote en medio de circunstancias tan difíciles y demostrar que si podemos.

Desarrollar o mejorar estas competencias les ayudará no solo en el ámbito profesional, sino también a nivel personal, al contar con destrezas emocionales, como el autocontrol, la adaptación, le serán de gran valor para lograr sus metas y saber desenvolverse por sí mismo en esta sociedad tan globalizada y competitiva. ¿Se da cuenta? ¡No todo es tan malo como lo parece!, en medio de las crisis siempre se encuentran oportunidades.

¡Anímese a conocer esas 9 competencias que todo teletrabajador debe manejar a la perfección! ¡Continúa leyendo! 

 

1. Autocontrol:

Deberá aprender a ejercer dominio sobre sus emociones, deseos e impulsos con la intención de poder concentrarse en aquellos momentos que lo ameriten. Igualmente, tendrá que mantener la calma ante cualquier circunstancia que se le pueda presentar al estar trabajando en casa.

Esta es una de las principales competencias que todo teletrabajador tiene que adoptar como algo vital para su subsistencia, debido a que le hará innumerables veces probar y fortalecer su voluntad sin la presencia física del jefe o sus compañeros de trabajo.

Lo mejor para fortalecer ese sentimiento de autocontrol es seguir las siguientes indicaciones:

  1. Fije una rutina de hábitos cotidianos para mantener la disciplina.
  2. Mantenga alejada las distracciones como redes sociales, televisión o aplicaciones de video. Dedique un breve lapso de tiempo a estas alternativas bajo una terapia de ocio.
  3. Realice pausas activas cada dos horas de trabajo para que muevas su cuerpo, tome agua o reciba algo de sol.
  4. Realice lo más importante en horas de la mañana, es cuando tenemos nuestra batería al 100%.
  5. Realice las tareas o actividades en las que más disfruta de su rol durante aquellos horarios en los que se sienta fatigado.

 

2. Afinidad con la tecnología:

El uso de las nuevas tecnologías debe ser una competencia primordial para el teletrabajador, debido a que esos equipos electrónicos e informáticos se convertirán en sus próximas herramientas trabajo. Se tendrá que convertir en un experto digital para que pueda facilitar su gestión cotidiana en cada área, así como también garantizar resultados en términos de optimización de tiempo y eficiencia en los procesos. 

¿Cómo consigo esto? ¡Muy sencillo! Lo primero que debe hacer es asegurarse de que cuente con los equipos, acceso y soporte adecuado en caso de sufrir algún inconveniente. No caiga en esas absurdas creencias limitantes como “lo mío no es la ofimática” o “No me gusta la tecnología”. Esmérese en perfeccionar sus dotes para el manejo de instrumentos digitales, los cuáles pasarán a ser algo imprescindible en su vida laboral cotidiana.

Sí no sabe algo o tiene curiosidad, no dude en consultar a sus compañeros. Comparta e intercambie conocimientos con ellos, es algo que a todos nos encanta; Asimismo, refuerce esas destrezas a través de tutoriales en YouTube sobre manejo del paquete office o lo que necesite, hay de todo para conocer.

 

3. Iniciativa y capacidad de trabajo autónomo:

Un teletrabajador no puede quedarse de brazos cruzados, ni tampoco estar a la víspera de que le asignen “pautas” para saber qué hacer. Esta capacidad de tomar acción e iniciativa debe ser uno de las principales competencias a manejar, debido a que la calidad de su trabajo y los resultados que le brinde a la empresa en términos de productividad van estrechamente ligados a su nivel de autonomía.

Debe aprender a anticipar las necesidades de la empresa, así como también tener en suma consideración las expectativas que se tienen de él. Esto le permitirá trabajar con un mejor enfoque y compromiso, basándose en una planificación continua para dar cumplimiento a las tareas asignadas sin la necesidad de ser supervisado constantemente por su jefe.

Alcanzar este propósito es súper fácil. Lo primero que debe hacer es sentir esa necesidad de dirigir su propia vida y trabajo, controlando lo que se hace, cómo, cuándo y con quién se hace. Este hecho elevará su motivación y determinación para seguir adelante en sus labores cotidianas.

De esta forma, podrá pensar creativamente en el trabajo que realiza pero sin tener que seguir estrictas normas como si estuviese en el Colegio. Otro mecanismo para conseguir esa autonomía profesional es aprendiendo a negociar y fijar límites en todo momento, especialmente con aquellos ladrones del tiempo como redes sociales, correo electrónico y teléfonos celulares.

 

4. Organización:

Extremadamente organizado y metódico son características personal innatas que debe tener un teletrabajador en sus labores cotidianas. De lo contrario, acabará con su salud mental destrozada junto a un infinito desastre y demasiadas tareas acumuladas.

La organización debe ser una competencia prioritaria. Le permitirá determinar eficazmente cuáles son las metas u objetivo que desea concretar, así como también las acciones enfocadas al cumplimiento de ese propósito y escoger aquellas herramientas requeridas.  

Conoce más de nuestros en servicios en Linkedin

 

5. Motivación por el aprendizaje continuo:

Estar constantemente actualizado con las últimas tendencias siempre jugará a favor de cualquier teletrabajador. No sólo aprenderá a mejorar las competencias relacionadas con su trabajo, sino también dará inicio un proceso de enriquecimiento profesional con nuevos conocimientos teórico-prácticos para mantenerse competitivo en el mercado.

Los beneficios que se obtienen de ese constante aprendizaje son fantásticos para los colaboradores a nivel personal. Mantendrán a su cerebro en constante actividad, especialmente la memoria y estimularán constantemente a la creatividad con la intención de explotar ese potencial que llevan dentro.

Estos consejos serán bastante útiles para esta motivado a aprender:

  1. Piense en algo que no conozca y sea de su interés o en aquella competencia que desees adquirir.
  2. Identifique cuál es la forma en la que usted aprende de forma más rápida e interactiva y hasta divertida. Ej. Algunos aprenden, leyendo, otros oyendo, otros observando, etc.
  3. Cree tu propio plan de formación y dedique un tiempo diario, aunque sea de solo 15 minutos, lo importante es ser constante. Si se propone aprender 10 palabras nuevas diarias del idioma inglés, al cabo de un mes tendría 300, de un año, 3.650. ¿Se fija?, es fácil y posible.
  4. Mantenga su propósito en mente, el cerebro le ayudará a observar las innumerables posibilidades.
  5. Recuerde tomar notas, prestar atención, encontrar y seguir al experto, estudiar y repasar y repasar…

 

6. Gestión de la información:

La prudencia es una cualidad muy valiosa que debe tener cualquier teletrabajador. Trasciende al simple hecho de no hacer comentarios sobre ciertos temas delicados; Se trata de tener una conducta cautelosa con el manejo y gestión de la información que está presente en su cargo dentro de la empresa.

Esto incluye al uso de ciertas plataformas digitales para consultar información de interés, donde en ocasiones es posible encontrarse con contenidos de muy baja calidad o datos que no han sido verificados con la fuente de origen. Aún más cuando lo hace desde servidores internos, debido a que los expone a piratas cibernéticos o hackers.

También hace mención a los acuerdos de confidencialidad, los cuales buscan proteger la estructura interna de la organización ante posibles casos de espionaje industrial o prácticas que pongan en tela de juicio su ética y credibilidad. Ante esto, lo más sensato es tener sumo cuidado con cada acción que implique comunicar o transmitir información de carácter privilegiada.

No esté divulgando ningún tipo de información que sea confidencial. Por más confianza que tenga con su familia, procure reservarse eso que sabe para usted; En la empresa consideran que es alguien confiable quién no estará revelando secretos o información interna para quedar bien con otros o fanfarronear de forma inmadura.

 

7. Capacidad de escucha activa y comunicación:

Al tener que recibir órdenes en remoto, el teletrabajador tiene que aprender a escuchar de forma adecuada. Principalmente, porque no siempre tiene la posibilidad de ver a su interlocutor. Además de tener en cuenta que el no seguir una pauta al pie de la letra, ocasionará que el resultado final de las tareas asignadas sea muy distante al propósito inicial.

Esta competencia exige mucho esfuerzo, dedicación y sobre todo estar consciente en todo momento. En ese sentido, a continuación, le sugerimos los siguientes consejos:  

  1. Cuando le llamen prepárese para escuchar detenidamente y atentamente. Si algo no es claro para usted, no dude en preguntar, pedir claridad.
  2. No responda o escriba si está molesto, tomase un tiempo y luego comunique su posición. Al momento de hablar o expresarse piense en su interlocutor, cuide la relación, practique la asertividad.
  3. Evite suponer o interpretar, céntrese en los datos y hechos para que nada de lo que se pueda comentar sea asimilado como personal.
  4. Sea receptivo cuando le dan una retroalimentación negativa o crítica. No le de poder a las personas de afectar su estado de ánimo y mejore lo que haya que mejorar.
  5. Agilice la comunicación aprovechando el chat, descárguelo en tu pc si le es posible, aunque no participe de tantos grupos ni abra todos los mensajes que recibe, especialmente de personas desconocidas. (Cadenas, etc).
  6. Evidencie una buena redacción y ortografía. Sea concreto y revise previamente cualquier mensaje que vaya a enviar.

 

8. Adaptación:

El teletrabajador debe ser capaz de adaptarse a esta modalidad, ya sea que esté de acuerdo o no con ella, frente a las circunstancias, es la opción que tienen muchas empresas para continuar con sus labores productivas.  Procurar pensar y actuar con mayor flexibilidad y apertura.

Algunos consejos para agilizar adaptación a la nueva era de trabajo:

  • Aceptar que lo único permanente en la vida es el cambio
  • Mente abierta con una apertura a la experiencia desde otros puntos de vista y creencias, ¿Qué puedo aprender de esto?
  • Evite la negación o la queja. No es un buen aliado y piense en los beneficios de la nueva situación, la cual por muy dura que sea, algo bueno ha de tener.
  • Pruebe hacer cosas diferentes en la cotidianidad. Por ejemplo: Dormir al otro lado de la cama.
  • Intente y disfrute hacer cosas por primera vez.

 

9. Enfoque en resultado:

Un teletrabajador no debe perder su norte por nada en el mundo. Los objetivos que se ha propuesto desde que inició con esta modalidad de empleo, donde a pesar de los obstáculos, tendrá que priorizar al máximo e impedir que una mala gestión del tiempo se convierta en el motivo por el que no cumplió con las metas establecidas en rendimiento y productividad.

¿Aún no sabes cómo enfocar tus competencias a la obtención de resultados? Te presentamos algunos consejos para ello:

  1. Sea bastante disciplinado. Levántese a la misma hora para organizar su día. Cumpla con sus obligaciones cotidianas y si puede algo más.
  2. Coloque sus objetivos en una agenda, programador, donde sea; Pero que los tengas a la vista y dedique un tiempo en el día para cada actividad.
  3. Sea constante en todo momento. Sí en algún momento no lo desea, continúe a un menor ritmo, pero sin parar o dejar de hacer eso que se ha propuesto para cada día.
  4. Esfuércese para hacer lo mejor que puede, pregunte y mejore sus estándares de calidad. No solo es por cumplir, sino que el resultado sea el esperado.
  5. Aproveche el tiempo, es el tesoro más grande con el que contamos.
  6. Revise las 6 claves del éxito que nos recomienda un famoso: 

Arnold Alois Schwarzenegger:

¿Se da cuenta? Ser un teletrabajador no es tan malo después de todo. Solo debe seguir nuestros consejos al pie de la letra y conocer más a fondo sobre esas competencias en las que se debes adiestrar.

Convierta la disciplina en su mejor aliado para seguir con sus labores habituales y vencer al desafío de trabajar de forma autónoma desde cualquier lugar con un dispositivo electrónico conectado a Internet.

Escrito por Estella Flórez, Consultora de Talento Humano

       Elección Confiable SAS

Conoce más de nuestros en servicios en Linkedin

 

Elección Confiable pone a tu disposición a su equipo de experto, quienes serán tus mejores aliados en este breve proceso de transición al teletrabajo. ¡COMUNÍCATE CON NOSOTROS Y ALCANZA EL ÉXITO!



Deja una respuesta